Noticias

KILIAN SE LLEVÓ EL ULTIMO RALLY Y EL CAMPEONATO

Lunes, 21 diciembre 2020

De modélica podemos llamar la temporada del canario Kilian Santana, que muy bien acompañado por Diego Ramos rubricaba su temporada con una nueva victoria absoluta y de paso confirmar el campeonato de España de la Categoría R5. Atrás quedan los días en los que el canario perdía una carrera en pugna con Joaquin Fanjul a escasos metros del final del Rally de Ferrol, donde el equipo canario no obtenía ni un punto al accidentarse a 50 metros de la llegada del rally. De esta manera y superando ese revés, ganar cuatro rondas de los ocho celebradas y conseguir el campeonato de manera brillante. Kilian se mostró fiel toda la temporada al Citroën C3 R5 al que se acopló perfectamente desde el primer kilómetro del campeonato. Pero su lucha en esta última prueba del Rally no fue con su rival de la temporada, el piloto de Hyundai Joaquin Fanjul, sino con Miguel Cabral, que bien asistido por Alejandro Rodriguez y el Fiesta R5 conseguían la segunda plaza, perdiendo la victoria por sólo 3,9 segundos, pero en cambio, conseguir el subcampeonato en detrimento de Joaquin Fanjul. El piloto oficial de Hyundai no aparecía en el primer control horario y esto le supuso reengancharse al súper rally con la fuerte penalización que ello supone. Fanjul terminaba 18º entre los R5, y sin puntos, por lo que era superado por el canario del Fiesta de NWS. Marc Carrillo también sorprendía al firmar una excelente tercera posición entre los R5 en su estreno con el Citroën C3 R5 y siempre bien copilotado por Alberto Sanchís, el subcampeón de la categoría N5 dejaba bien claro que es candidato a ganar en cualquier categoría.

Otra vez Alvaro Muñiz se clasificaba muy arriba para el concepto que se tiene de un piloto real. Su adaptación a la simulación es completa y además de ser seguro, es muy veloz. Otra gran sorpresa era ver a Oscar Riesgo en la quinta posición, con otro Citroën C R5, dejando la marca a cuatro de sus modelos entre los cinco mejores. Riesgo venía de brillar en la N5, y probó fortuna en la R5, con descarado éxito. El gallego Diego Cabanela, otro piloto real, era sexto, aunque llegó a rodar cuarto, con el Polo GTI, seguido de todo un referente del SimRacing como es el también gallego Jonathan Alvarez, a bordo de un Hyundai i20 R5, el primero con ese modelo. Luis Manuel Ruiz era octavo después de una buena temporada, muy regular en los puntos, lo que le asegura una excelente cuarta posición, tras Santana, Cabral y Fanjul, y el mejor de la temporada a bordo de un VW Polo GTI R5. Cerraban el top ten Francisco Javier de Diego, que volvía a la categoría con otro C3 R5 e Ivan Couto, con otro Polo.

 
La ausencia de algunos de los favoritos y ya coronados campeones en la N5 dejaba muy abierto el pronóstico de quien pudiera ganar esa prueba. Finalmente, Alejandro Alvarez, que fue segundo en esta categoría en el anterior rally de La Nucía, se impuso a un sorprendente Javier Fontao, que, si bien conocíamos que lo hacía bien en asfalto, resulta ser también un especialista en tierra. Jorge Carracedo terminaba tercero en su incursión a esta categoría, viniendo de la RGT donde ya era matemáticamente tercero en el campeonato, y, imaginamos, convenciéndose de su capacidad en esta categoría de los 4x4. Otra sorpresa era el vasco Ioritz Ribur, que terminaba cuarto y a sólo 6 segundos del gallego, mientras que el canario Hector Rivero confirmaba su velocidad con una muy buena quinta plaza. El también canario Alexander González, su coterráneo David Bethencourt, el también canario Aitor González, el leonés Sergio del Río y el murciano Mikel Hernandez cerraban los diez mejores.
 
Capítulo aparte fue la actuación de David Blanco y el Audi Quattro S1. El gallego, ya campeón de la categoría Legends 2, probó fortuna con el potente coche alemán, aunque incómodo de configuración, para dominar, los tramos del domingo y llegar ganador de la prueba en la categoría Legends 1. Pero es que de paso conseguía ser el mejor de todos los participantes en dos tramos del domingo, y eso le colocaba en una imposible tercera plaza absoluta en una hipotética clasificación con todos los pilotos juntos. En unos tramos poco adaptados a su máquina, donde si bien había algunas rectas, las zonas viradas eran muy exigentes para la maniobrabilidad del Audi, y que el gallego supo compensar con una inspirada conducción que le llevó a ser el triunfador de este rally. Sólo le pudo seguir el canario Kevin Remedios, el mejor de los Toyota Celica ST185, aunque quedaba al final de rally a casi 20 segundos. La tercera plaza era para Manuel Jesús Bañobre, en un gran rally del gallego, que de paso se aseguraba el subcampeonato, al superar aquí a Antonio Nespereira. Éste terminaba cuarto, y de paso era tercero en el campeonato, seguido de Samuel Rodriguez y, sobre todo, por el campeón en título Jose Domínguez. El gallego se aseguró los puntos necesarios para que sus dos rivales en el campeonato no le alcanzasen en la puntuación, clasificándose aquí en sexta posición. Los canario Gabriel Culebra y Yoel Rodriguez, y el andaluz Ruben Rubio, bien copilotado por José Carlos Martos, cerraban los diez mejores, todos ellos con el Celica, excepto el ganador.
 
Algo parecido ocurría en la categoría RGT. Victor Martinez debía sacar algún punto, sabiendo que Ruben Rodriguez se lo jugaría todo a la victoria. Y así fue, con el gallego, campeón este año ya del Campeonato de España de Montaña Virtual, recurriendo a un más maniobrable Lotus Exige, dominaba la prueba, mientras que el burgalés se mantenía a su espalda con el Porsche, sin apenas errores y asegurando de paso los puntos suficientes para ser campeón. De esta manera Rubén es el subcampeón y Carracedo, entre los N5 aquí, terminaba tercero en el campeonato. Danel Cornes certificaba la gran actuación en estos últimos rallyes con el Exige con otro podio, seguido de Tolo Palmer, con Porsche, Ferrán Grau y Jose Manuel Toro, ambos también con el Exige, que se ha puesto de moda en estas últimas pruebas del campeonato.
 
Otra brillante actuación la encontramos entre los Legends 2, donde el ya coronado campeón de la categoría N5, Gregorio Romero, probaba con un Ford Escort MK1. Emulando las actuaciones de David Blanco en la categoría, el piloto vasco-argentino dominaba a placer y de paso de inmiscuía entre los R5 en la clasificación absoluta, donde terminaba en quinta posición. Le seguía el aquí coronado subcampeón Pedro Moreno, que cambiaba su conocido M3 por otro Escort. Samuel Sosa volvía a pisar podio con el M3, aunque no suficiente para superar a Edgar Cuervo para la tercera plaza del campeonato, donde el piloto asturiano debía correr penalizado al no presentarse el primer día y correr en la formula súper rally. Arturo Ávila era brillante cuarto, aunque sufrió lo suyo con el M3, superando a todo un Daniel Arroyo, quinto al final del rally. Hugo de Castro, Sergio Rey, Aarón Gómez, Cristian Sanchez y Edgar Cuervo cerraban el top ten de una categoría que sufre en los rallye de tierra.
 
Samuel Rendal, ya coronado campeón de la categoría R3T, se mantenía en la categoría para defender a su copiloto, el fiel Luis Toimil, para conseguir el título de copilotos también de esta categoría. La victoria le daba de esta manera ese título, superando por 19 segundos a su rival en el campeonato, Damián Bello, bien acompañado de Andrés Gonzalez, que certificaban de paso el subcampeonato de la categoría. Bien de nuevo Alberto Diaz, tercero, que se quedaba a solo 3 segundos de Damián, aunque se debía defender de José Manuel Sanlés, cuarto, pero a sólo 5 segundos del asturiano. Diaz certificaba su tercera posición en el campeonato. Francisco Alejandro Reyes terminaba quinto, y eso le aseguraba la cuarta plaza en este campeonato R3T. Le seguían en la clasificación del rally un fiero Adriá Serratosa, muy rápido el sábado bajo la lluvia, pero que su ímpetu le retrasó en algunas partes del rally el domingo, el canario Cristian Gonzalez, copilotado por Mario Fuentes, los jóvenes Eliot Gómez, con Uxía Carballo de copiloto, Carlos Rafael Martín, cerrando el top ten Alex Lopez, todos ellos con el Citroën DSA3 R3T menos en el caso de Martín, que lo hacía en un interesante Abarth 500 R3T.
 
El campeonato se termina con ocho pruebas celebradas, cuatro de asfalto y cuatro de tierra, y ya los participantes preguntaban por el de la próxima temporada, donde en breves días daremos información y novedades.
SCERV 2020 Evento 8

Tierra de Madrid

19 diciembre - 20 diciembre